Anagaviera en ocasiones escribe

domingo, 15 de septiembre de 2013

Angliru

Ana Santos Payán
Entra un mensaje en el whatsapp. No lo leo, aún no reconozco todos los sonidos tras la reparación del móvil. El mensaje que aún no he leído reza: El Angliru en la tele.

Tenemos puesta la etapa, aunque este año no prestemos gran atención a La Vuelta, el Angliru es un puerto mítico y nos recuerda aquel viaje, hace ¿cuántos años?

El coche ahogado pide un descanso.
Mis compañeros de viaje necesitan el logro de la cumbre.
Tengo hambre, calor, no quiero-necesito, no me importa llegar al límite. Límite? Qué límite?
La excursión se divide (Omito la absurda instantánea de la discusión).

Los que se van ascienden / los que nos quedamos, vagamos por la zona.

Leo el mensaje casi una hora después. La etapa ha terminado, el vencedor tal vez merecería una nota o un haiku como aquellos de nuestro coche escoba del 2009 a proposito de El Tour, pero leer Angliru siempre me lleva al mismo callejón sin salida: la necesidad de la escalada.

Por qué alcanzar las altas cumbres? 

Escribo cumbres y la poesía de Zurita  se dibuja como una nota a pie de página que no redactaré. Me mantengo en la cima, o mejor, en la carencia de la misma. No necesito ver el mundo desde arriba, pero no porque me conforme con verlo desde abajo. Ni porque crea que me quedaré sin oxígeno. Ni porque no considere un lujo disfrutar de esos enormes infinitos espacios. 

Escribo oxígeno y pierdo el ritmo de la respiración, tendría que desear como casi todo el mundo llegar hasta el final, hasta el límite, espacio único, límite, de qué. Se deberá a alguna deficiencia mi falta de interés o motivación. 

Mientras, Juan Pedro, al otro lado del teléfono elogia la menestra que comimos al bajar del Angliru, no la recordaba. Entonces qué, qué significa Angliru?
tan solo la discrepancia?
la división de caminos?
el deambular por la naturaleza con Luna sin meta?
la dicotomía entre los que creen en la cima y entre los que no creemos en ella? 

No hay límites, pienso, o todo es límite / horizonte, ronroneo. 

Angliru, puerto mítico, el tiempo-abismo, quedarse transitando surcos de ida y vuelta, versos de óxigeno y nieve, el Angliru en la tele, hace ¿cuántos años?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada